En Gran Canaria el mar de nubes se puede disfrutar en cotas superiores a los 1.500 m de altitud. Nuestra isla de casi 2.000 m es ideal para los amantes de la media montaña, sobre todo en invierno con un aire limpio que favorece la visibilidad.

Uno de mis amaneceres favoritos es desde la zona de acampada Llanos del Salado, muy cerca al Pico de Las Nieves. Desde allí verás salir el sol sobre las nubes y disfrutar de unas vistas increíbles de la vertiente noreste de la isla. La zona está rodeada por un pinar repoblado entre 1950 y 1960. En 2017 la zona se vio afectada por un gran incendio pero afortunadamente este pequeño pinar no sufrió grandes daños, no corrieron la misma suerte los de zonas cercanas.

Hay que tener en cuenta que es una zona de acampada sin servicios extras como agua o baños. Esto y la poca vigilancia lo han convertido en el lugar ideal para fiestas rave y botellones.

Existe un teléfono al que llamar para casos de incumplimientos  de las normas (928350286) pero habrá que tener suerte de no toparte con los «kinkis de turno» si piensan pasar una noche tranquilo mirando las estrellas.

 

Senderismo

Desde allí también es posible realizar algunas rutas de senderismo que transcurren en ambas vertientes de la isla. Una de las rutas recomendables es bajar hasta Llanos de la Pez y regresar.

 

Jon Castellano

Jon Castellano

Profesional del diseño y la comunicación ambiental, apasionado de los deportes al aire libre y enamorado de Canarias.