En general y por razones evidentes de seguridad nunca se recomienda ir solo de senderismo, sin embargo cada vez hay más personas que acuden a la montaña en solitario. La incompatibilidad de horarios con otras personas es uno de los motivos más extendidos.

Este tipo de actividad está llena de beneficios. Cuando recorres esos parajes en soledad aumenta tu concentración y tu estado de consciencia. Eres capaz de ver y escuchar con claridad el ambiente que te rodea y sobre todo hace que lo disfrutes en plenitud.

Pero andar solo también entraña importantes riesgos. Por ejemplo, un pequeño esguince en medio de un barranco puede suponer un gran problema si estas solo y un problema menor si vas acompañado por dos personas. Disponer de un buen seguro de accidente es indispensable si haces actividades en la naturaleza.

Por esta razón nunca debemos bajar la guardia y antes de lanzarnos a la aventura debemos hacer un importante ejercicio de honestidad con nosotros mismos y reflexionar sobre estas cuestiones.

 

¿Soy plenamente consciente de lo que voy hacer y de los peligros que conlleva?

¿Dispongo de los conocimientos y medios necesarios para hacerlo con seguridad?

¿Tengo la suficiente habilidad y experiencia para adaptarme y resolver los posibles imprevistos?

 

Si has contestado afirmativamente quizás conozcas la mayoría de las pautas que aplico a la hora de planificar una salida en solitario. Si por el contrario tienes dudas a la hora de responder, igual puede que te ayude este proceso.

 

Pautas para disfrutar de un día de senderismo en solitario

Digamos que la mayoría de este pequeño protocolo es aplicable a casi cualquier tipo de actividad ya sea en solitario o en compañía. En este caso vamos a prepararnos para una simple jornada de senderismo en solitario por Gran Canaria. La cosa varía si hacemos un trekking de varios días.

 

1) La Fecha

¿Cuándo voy a salir?


Aunque parezca obvio elegir la fecha es importante. No es lo mismo salir un día festivo que un día laboral. La fecha afectar en la afluencia de personas, los servicios disponibles o las condiciones meteorológicas.

A veces lo de “elegir” no es posible y solo tenemos ese día. Entonces ese será nuestro primer factor vinculante para planificar la salida.

Debemos conocer la mayor información posible de cada factor vinculante. Digamos que un factor vinculante es un requisito inamovible que afectará al resto de decisiones.

Fecha sábado, 28 septiembre
Amanece 7:53 h (siempre sumo media hora)
Oscurece 19:50 h (siempre resto dos horas y media)
Luz 11:56 h
Meteo Zona centro de Gran Canaria » Parcialmente nublado, viento noroeste 10-25 km/h, entre 18 y 21°C.

Con esta simple información ya sabemos que nuestra hora ideal para comenzar la actividad serían las 8:30 y tendríamos que acabarla como muy tarde a las 17:30. Esto nos da un margen total de 9 horas para completar la actividad a plena luz.

También sabemos que los sábados suele haber mayor tráfico en las zonas recreativas y por tanto mayor probabilidad de encontrarte con otros senderistas. Es posible que debamos ajustar los tiempo de desplazamiento en coche y aumentar la precaución en carretera.

 

2) La Ruta

¿Por dónde voy a caminar?


Esta elección dependerá de tu objetivo. En mi caso tengo como “reto personal” no repetir trayectos o en su defecto hacerlos en sentido contrario. Así que casi todas mis salida en solitario son para “conocer nuevos caminos” y lugares.

Hay quienes simplemente salen en solitario para “entrenar” o reconocer el “estado del sendero” para realizarlo posteriormente en compañía. Hay quienes hacen “rutas difíciles” y hay quien sale en busca de “nuevas sendas”. En cualquier caso es requisito indispensable obtener toda la información posible del terreno por el que nos vamos a mover antes de salir.

Afortunadamente hoy contamos con mucha información en internet. Podemos consultar recorridos exactos, puntos de interés, estado del terreno, nivel de dificultad, zonas conflictivas y todo aquello que alguien previamente ha hecho antes que tú. Cuando preparo una ruta me gusta consultar varias fuentes, incluso en alguna que otra ocasión intento contactar con la persona que lo ha publicado para intercambiar impresiones. Siempre es bueno aprender de la experiencia de otros.

En este ejemplo vamos a visitar 3 roques emblemáticos de la zona de Tenteniguada con fuertes pendientes. Una vez tengamos el track del sendero sobre el mapa extraemos los datos y obtenemos el índice IBP (Intelligent Benchmark Prediction). El índice IBP es una referencia sobre la dificultad de la ruta, en nuestro caso es de 99 para senderismo. Esto quiere decir que necesitaremos una preparación física media-alta para un recorrido de dificultad dura.

Nombre
Ruta Tres Picos (circular)
Lugar / Zona Tenteniguada
Distancia total 12 km
Desnivel positivo 1150 m
Desnivel negativo 1150 m
Distancia subiendo 5 km
Distancia bajando 6 km
Cota máxima 1710.1 m
Cota máxima 923 m
Puntos de interés
Roques y paredes
Zonas de conflicto 3 (km 2, 6 y 8)
Cobertura móvil 100%
Puntos de agua 1 (km 7)
IBP
Dificultad
99 HKG (media-alta / dura)

Con todos estos datos ya tenemos una idea muy aproximada para ser conscientes de dónde nos vamos a meter. Aún así hay que estar preparados física y mentalmente para cualquier contratiempo.

 

3) La Duración

¿Cuánto voy a tardar?


Siempre, siempre, siempre hay que tener muy claro cual será el tiempo total para completar la ruta. Es evidente que dependerá de la dificultad de la ruta y de tu estado físico. Por eso existen unas formulas matemáticas para hacernos una idea aproximada del tiempo que podemos tardar en completar la ruta.

La velocidad media de un senderista suele ser de 4 km/h. A esto hay que añadir que la velocidad en subida es mucho más lenta y suele ser de 1 hora por cada 400 m de desnivel positivo. En bajada es un pelín más rápido y se estima 1 hora por cada 600 m de desnivel negativo.

Partiendo de estos datos estadísticos se realizan una sencillas operaciones matemáticas que tienen en cuenta factores extras como el entorno y/o los tiempos de descanso.

Afortunadamente existe una «Calculadora de Tiempos de Senderismo» que nos crea una pequeña ficha con los datos básicos de nuestra ruta

Según los resultados de nuestro recorrido tardaremos unas 6 horas y 20 minutos (sin descansos) En general esta estimación es bastante conservadora pero debemos tener en cuenta que el tiempo total que nos marca la tabla MIDE debe ser inferior a las horas de luz de nuestro plan horario. En nuestro caso teníamos un total de 9 horas para realizar el recorrido por lo que estamos dentro de los márgenes de luz.

Es muy importante contar con amplios márgenes de luz ya que en caso de accidente los tiempos de reacción disminuyen y facilitan las labores de rescate.

 

4) El Material

¿Qué necesito llevar?


Un amigo alpinista me explicó que el 70% del éxito de una expedición en la montaña estaba en la correcta elección del material. El resto es conocimiento, experiencia y una pizca de suerte.

Para hacer senderismo en solitario durante una sola jornada en Gran Canaria no es necesario ser un extremista y gastarnos una fortuna en materiales técnicos de última generación. Nuestro clima es suave y estable. Aún así creo que es una temeridad lanzarse a la aventura sin el equipamiento mínimo adecuado. En la mayoría de las salidas en solitario no ocurre nada, pero en caso de accidente o incidente, en la inmensa mayoría las consecuencias suelen ser graves o muy graves.

Tanto la vestimenta como el material que llevemos en la mochila influirán notablemente en nuestra comodidad y disfrute del recorrido pero lo más importante es que afectará a la seguridad. Velar por nuestra propia seguridad es el objetivo principal de cualquier planificación. Partiendo de esta base es muy recomendable llevar la ropa y el calzado adecuado para el terreno sobre el que nos vamos a mover y según las previsiones meteorológicas. Aún así e independientemente de lo que lleves puesto yo siempre llevo esto en mi mochila:

  • Botiquín de primeros auxilios con lo básico
  • Manta térmica (color plata oro)
  • Luz Frontal
  • Cuerda cordino de 1’5 o 2 m
  • Cinta americana pequeña
  • Una navaja pequeña (tipo suiza)
  • Mechero
  • Gafas de sol, gorra y protector solar.
  • Teléfono móvil 100% cargado
  • Batería extra (power bank)
  • Corta vientos impermeable (aunque sea verano)
  • Suficiente agua para toda la jornada
  • Alimentos (adecuados al tiempo y al esfuerzo)
  • Calcetines de recambio.

Todo esto quitando el agua y los alimentos apenas llega a 1 kg de peso y puede ser de gran ayuda en caso de accidente.

 

5) La Comunicación


¿A quién avisar?

Ya lo tengo todo planificado y preparado para salir. El track en mi GPS, la cámara a tope de batería y la memoria vacía. La mochila cargada y el coche en marcha, espera, espera espera… un momento ! ¿Alguien sabe dónde vas? ¿cuándo regresarás? ¿qué fuiste a hacer?

Parece una tontería porque esto es una isla «pequeña» y no es alta montaña, y es fácil de recorrer… ¿y? La única manera de reducir los tiempos de actuación en caso de accidente es reducir notablemente la zona de búsqueda. Por es eso es muy importante comunicar a otra persona todo lo que tienes previsto hacer. Desde la hora de salida y el recorrido hasta la hora de llegada.

Uno de los inconvenientes que tenemos en la isla es la cantidad de zonas sin cobertura móvil. Los barrancos y andenes son puntos de conflictos y será difícil comunicarnos telefónicamente con nuestros familiares o amigos. Es recomendable llevar el teléfonos móvil en modo avión para ahorrar batería ya que la búsqueda constate de señal la podría consumir.

He cogido como costumbre la recomendación de un buen amigo bombero que consiste en fijar una hora tope para dar señales de vida . Con esto evito falsas preocupaciones y en caso de accidente será todo más fácil. Esto no quiere decir que durante el recorrido no pueda llamar e ir informando que todo va según lo planificado.

Siguiendo el ejemplo anterior yo pondría como hora tope para llamar a casa las 17:00 h. ¿Cómo lo calculo?

Habíamos dicho que la hora de comienzo de la ruta es a la 8:30 y la estimación total del recorrido es de aprox. 6 horas y media. Aplicando esto tendría que estar de regreso en coche a las 14:30 h. Bien, pues yo siempre le añado entre 2 ó 3 horas de margen según la dificultad del terreno y lo próximo que esté el anochecer. En este caso si no consiguiese dar señales de vida antes de las 17:00 h es que algo va mal.

 

6) Los Límites

¿Qué tengo prohibido?


Ya estamos en ruta y ya no hay vuelta a atrás. ¡Perdona! Siempre hay vuelta atrás.

Qué pasa si te pierdes o decides explorar otro camino, que pasa si te has equivocado en lo cálculos y no llegas entes de la hora límite… La respuesta es fácil, da la vuelta y regresa por donde mismo has venido.

Cuando estás solo en la montaña hay ciertos lujos que no te puedes permitir. Un mala decisión por exceso de confianza podría fastidiar un gran día.

Durante el recorrido me tengo prohibido:

  • Abandonar el camino marcado. Si no lo veo claro, medía vuelta.
  • Asumir riesgos innecesarios y bajar la guardia.
  • Cambiar el plan inicial.
  • Hacer el recorrido en sentido contrario al marcado previamente.
  • Alargar la jornada de actividad sin comunicar una nueva hora límite.
  • Continuar si supone un riesgo añadido.

Parece de sentido común seguir estas indicaciones pero todos en algún momento nos envalentonamos y asumimos riesgo innecesarios. Si sales solo no te la juegues.

 

Conclusiones

  1. Evita en la medida de lo posible salir solo a la montaña.
  2. Toma consciencia de lo que vas a hacer.
  3. Revisa las condiciones de tu seguro de accidente.
  4. Adapta la actividad a tus conocimientos y experiencia.
  5. Planifica la jornada completa desde que sales de casa hasta tu regreso.
  6. Obtén la mayor información posible de la ruta y contrasta los datos.
  7. Toma todas las medidas de seguridad posibles y lleva todo el material necesario.
  8. Informa a familiares y amigos de tu actividad antes y durante.
  9. No modifiques el plan, si surge un imprevisto regresa.
  10. Si tienes dudas no lo hagas.

 

Enlaces relacionados

Indice IBP (Intelligent Benchmark Prediction)
Calculadora de Tiempos (MIDE – Método de Información de Excursiones)

 

Jon Castellano

Jon Castellano

Profesional del diseño y la comunicación ambiental, apasionado de los deportes al aire libre y enamorado de Canarias.